13 de juliol de 2014

Penélope.

Ara escolteu-me, altius pretendents instal·lats a ma casa,
que l’assalteu per menjar i per beure només, sense pausa,
tot i pertànyer a un home absent ja fa temps; i cap altra
explicació ni pretext em podeu presentar sinó aquesta:

que sospireu per casar-vos amb mi i tenir-me d’esposa.

Homer: Odissea, cant XXI, 68-72.




Odiseo se echa a la mar hacia Illión
tras la convocatoria de la sangre.
En su nave negra de veinte remos
inicia el largo viaje de una cultura.

Veinte años dura su retorno a Penélope
madre que teje y desteje la estirpe,
sin ella la existencia se disuelve
en azarosas nieblas nocturnales.
Penélope da vida y permanencia al linaje,
no es atractivo el futuro en manos de los Dioses
sin anclajes

En su regreso a la Patria tierra
Odiseo inicia un nuevo comienzo,
y por imperativo de los Dioses,
lo riega con sangre numerosa

Habrá que coger el remo que
nos ha sido reservado.


Francisco (Pancho) López Romito.